Buenos pisos para el precio de la soja (La Nacion, supl. Campo 12/11/2011)

¿Qué va a pasar con el precio de la soja que estamos sembrando hoy? ¿Volverá a los 530 dólares por tonelada en la Bolsa de Chicago o se derrumbará a 300 por la crisis financiera?", preguntó un productor de Pergamino al acopiador local.

"Probablemente ni una cosa ni la otra", respondió el intermediario, luego de considerar las cotizaciones de los últimos días. La opinión es coincidente con la de Sebastián Olivero, titular de la consultora Agro Tecei, quien apunta que "en lo más álgido de la crisis europea de octubre, los precios de Chicago cayeron un 20%, pero en ese momento reapareció la demanda de China comprando poroto y aceite". Es decir, se encontró un piso y un nuevo nivel de equilibrio.

Entonces, si se considera la situación mundial actual, no hay muchas posibilidades de volver a valores superiores a 500 dólares por tonelada, pero también es difícil que las cotizaciones se alejen mucho de los valores de hoy, porque los productores también se resisten a vender a bajos precios. Tienen liquidez y no quieren regalar mercadería de la vieja cosecha ni la que van a producir. "Chicago sube y baja al compás del mercado financiero y de sus noticias, pero los negocios reales van por otro carril más estable. Las cotizaciones a término oscilan más que las del mercado disponible", diferencia Olivero

¿Cuáles son los factores que habría que seguir para avizorar la evolución de las cotizaciones futuras? Primero, Europa. "Si los gobiernos de los países integrantes de la Unión Europea consiguen finamente hilvanar algo coherente para solucionar la crisis de Grecia y de Italia se abriría la cancha a mejores precios, porque los que retiraron fondos de los granos para estar líquidos podrían volver", adelanta Olivero.

Otro factor por considerar es la producción sudamericana. No hay mucha soja en el mundo: la cosecha de EE.UU. resultó de 82,9 millones de toneladas contra los 90 millones que se esperaban. Ahora es el turno de América del Sur, que evolucionó razonablemente bien en términos climáticos hasta ahora, pero que tiene un largo camino por recorrer hasta la cosecha.

En Brasil llovió bien y aumentaría el área sembrada, pero se obtendría una cosecha similar a la anterior, de muy altos rindes. En la Argentina se prevé una producción semejante a la del ciclo previo -del orden de los 52 millones de toneladas-, pero hay mucha volatilidad por delante en un año Niña. "Si sobrevienen diez días de calor sin precipitaciones pueden volver los movimientos alcistas", advierte Olivero.

El analista recomienda no apurarse con las decisiones de venta de la campaña 2011/2012 de soja. "Si el productor no vendió a 310/320 dólares en septiembre podría abrir un compás de espera por algunos días. El mercado climático sudamericano debería dar opciones de mejores negocios que los que se ofrecen hoy, si la situación climática se complica a fines de 2011", anticipa


Volver al listado de Publicaciones...