El trigo sigue sumando complicaciones (La Nacion, Supl. Campo 05/09/09)

El trigo del ciclo 2009/10 sigue enfrentando factores negativos. Inicialmente, en muchas zonas debió ser pulverizado contra pulgón, actualmente aún no está resuelta la falta de humedad en varias zonas productoras del centro del país y los precios esperados a cosecha son poco rentables. En relación con esto último, Sebastián Olivero, de la consultora Agro Tecei, afirma que "el mercado internacional muestra cotizaciones débiles por el ingreso de la cosecha de trigo de primavera en EE.UU. y por el comienzo de la trilla en Canadá, con perspectivas de muy buenos rendimientos y una amplia oferta en el hemisferio norte". A su vez, el mercado interno está enrarecido por el alejamiento de los exportadores y por el paro agropecuario.

De cara a la comercialización, el consultor recomienda esperar que el mercado internacional vaya consumiendo la gran cosecha fina del hemisferio norte y la gran producción de maíz que se espera. Atrasar las decisiones de venta también permitiría que se clarifique un poco el panorama político interno.

Quienes estén obligados a vender a cosecha para saldar compromisos pueden concretar un futuro enero a US$ 150 por tonelada en el Mercado a Término, combinado con la compra de un call por si se concreta la eliminación de las retenciones u otras novedades desde el ámbito político. La última estimación de la producción argentina sería de 7,5 a 8 millones de toneladas si sobrevienen nuevas lluvias en los próximos días en la amplia zona que sufre sequía. Esta cosecha alcanzaría para abastecer al consumo interno, que oscila entre 6 y 6,5 millones de toneladas anuales, según Olivero.

Sucede que antes de las lluvias de esta semana, que resultaron de escaso milimetraje y mala distribución, las variedades de ciclo largo de la región triguera norte completaban la etapa de macollaje con plantas débiles, de color verde pálido, escaso desarrollo y pocos macollos. "Triguitos", según la visión de un técnico de Rufino, que espera sólo media cosecha si no llueve bien en los próximos 15 días. Además, con las altas temperaturas de fines de agosto, los cultivos se despegaron del suelo y buscan la inducción para florecer aunque aún no hayan encañado.

Muchos potreros debieron tratarse contra pulgón hasta las primeras etapas del macollaje, una operación infrecuente.

Imágenes:


Volver al listado de Publicaciones...