Perspectivas de precios granos y estrategias comerciales 2010 (Revista Chacra, marzo 2010)

Para el mercado de soja, si bien al momento de escribir estás líneas,  excesos de humedad en el sur de Brasil y en la porción este del centro y norte de nuestro país, comenzaban a generar una creciente preocupación, las perspectivas de producción para Sudamérica se mantienen muy favorables. En Brasil la cosecha podría alcanzar unas 67 mill.tn. versus 57 mill.tn. durante el ciclo anterior. En Argentina hay chances para unas 52 mill.tn., un nivel nada menos que 20 mill.tn. por encima al 08/09 y en Paraguay de 7,5 mill.tn. (un volumen 3,6 mill.tn. mayor al año pasado). Consecuentemente la oferta agregada del Cono Sur podría presentar un aumentó interanual de aproximadamente 34 mill.tn. y ello obviamente juega en contra de la tendencia de precios. Ahora bien, hay algunos factores que juegan a favor de las perspectivas de mediano plazo. Uno de ellos tiene que ver con la continuidad del incremento en la demanda asiática. Para el 2010 las proyecciones de crecimiento del PBI de China e India son crecientes y con ello sus importaciones de soja y derivados. Pese a la crisis, durante el 2009 China creció un 8,7% y para 2010 las perspectivas son superiores al 9%. Para la India del orden de 7% versus 5,4% durante 2009. Con respecto a la oferta 10/11, si bien falta mucho camino por recorrer y pueden registrarse cambios significativos, las primeras estimaciones de área presentadas en la reunión anual de perspectivas del USDA (Outlook) durante febrero, indicaron una caída en la superficie a implantarse en EE.UU. La reducción sería leve, unas 200 mil ha. a 31,15 mill. ha, pero los rindes deberán ser en línea con la tendencia  como para que se logre recomponer una relación stocks/consumo que durante la presente campaña finalizaría en un ajustado nivel de 6,4% (bien por debajo al promedio de 11,1% registrado durante las ultimas cinco campañas).

Para el mercado de maíz, las perspectivas de demanda son aún más favorables. Los elevados precios del petróleo continúan favoreciendo el uso del cereal para la producción de etanol en EE.UU. y a nivel global es creciente la demanda forrajera. Para el 09/10 el USDA proyecta un consumo mundial en nada menos que 807,7 mill.tn., un nivel 34,5 mill.tn. y 62,7 mill.tn. por encima al ciclo anterior y el promedio de las ultimas 4 campañas. Sin embargo, para que se registren valores más sólidos deberían surgir preocupaciones por el lado de la oferta y ello por ahora dista de ocurrir. Pese a que durante diciembre pasado se registraron importantes complicaciones sobre el final de la cosecha norteamericana, en su reporte mensual de enero, el USDA publico una estimación de rindes sorpresivamente record y con ello la mayor producción de la historia con 334 mill. tn. En tanto, para la campaña 10/11 la proyección de área que surgió de la reunión anual de perspectivas del USDA, fue de 36 mill. ha., 1 mill. ha. por encima al ciclo anterior. Si bien por un aumentó en la demanda para etanol y de exportaciones los stocks caen levemente, si el clima acompaña, nuevamente no habría problemas por el lado de la oferta.
A nivel doméstico, la cosecha no será record pero la perspectiva de rindes es muy favorable y con ello podría alcanzar un nivel cercano a las 20 mill. tn. En consecuencia, es clave que la ONCCA continué otorgando ROE verdes a buen ritmo. Hasta la tercer semana de febrero se acumulaban permisos de venta al exterior por alrededor de 5,7 mill. tn. Cuanto antes se alcance el total de 10 mill.tn. que el Ministro de Agricultura públicamente indicó que se dejaran exportar, mayores serán las posibilidades que se logre morigerar el efecto bajista de una campaña con una oferta 6-7 mill. tn. mayor al ciclo anterior.  Si vía ventas al exterior se descomprime el cuadro de oferta domestico, habría eventuales chances para cerrar negocios en niveles de precio atractivos fuera de la época de cosecha. Una oportunidad puede ser hacia mitad de año por el habitual pico de volatilidad externa que genera el mercado climático norteamericano. Otra, un mayor apuro de los consumos hacia el último trimestre del 2010. El aumentó en los precios de las carnes y la mejora en el fluir de las compensaciones ONCCA perfilan un ciclo 09/10 con incrementos significativos en el consumo doméstico.

El mercado de trigo es el que presenta el panorama de precios más complicado. La producción mundial durante las ultimas dos campañas fue record y ello derivo en una actual elevada relación stocks/consumo de 30,3%. Para la campaña 10/11 se espera una caída en la oferta por una menor superficie implantada. No obstante, elevadas existencias de vieja cosecha son un "tanque de reserva" que, por el momento, atempera cualquier atisbo de preocupación entre los compradores. Las primeras estimaciones para EE.UU. son un claro ejemplo. La superficie implantada de trigos de invierno cayó 14,3% al menor nivel desde 1913. De acuerdo al Outlook USDA, una vez realizada la siembra de las variedades de primavera, el área total terminara presentando una merma de 9%. La estimación de producción es de  52,9 mill. tn. versus 60,3 mill. tn. durante el 09/10. Ahora bien, pese a ello y un leve incremento en la demanda, la relación stocks/consumo, si bien cae 4,3%, continuará siendo excepcionalmente elevada en 44,6%. Solo habría chances de una tendencia de precios más sostenida si el clima para la floración de los cultivos del hemisferio norte, (durante abril-mayo), es adverso.   A nivel local, la cosecha fue reducida pero debido a muy  elevados stocks de pasaje la oferta total es holgada. En consecuencia es imperante que cuanto antes se concrete la autorización del nuevo millón de toneladas que el Ministro de Agricultura anuncio en febrero. Inclusive, lo ideal sería que se permita vender algo más y que de una vez se establezcan reglas que permitan un funcionamiento más normal para este mercado. El área para ciclo 10/11 se perfila como para registrar una nueva significativa caída.  

Para el mercado de girasol, necesidades de liquidez por la parálisis del mercado de trigo y el ingreso de la nueva cosecha son factores que pueden generar cierta presión bajista. Sin embargo, la misma sería acotada tanto en tiempo como magnitud. La superficie implantada ha sido la menor desde mediados de los `70 y con ello la cosecha sería de solo aproximadamente 2 mill. tn. (la menor desde inicios de los `80). Además, existen riesgos de un volumen aún inferior. Excesos de lluvias y humedad están agudizando las preocupaciones por eventuales mermas de rindes por enfermedades de fin de ciclo. En tanto, a nivel global se está registrando otro ciclo con una importante competencia de exportaciones de aceite de girasol de Ucrania. Sin embargo, debido a una caída en la producción e incrementos en el consumo domestico, una menor actividad desde Rusia. 


Estrategias  sugeridas

Soja: Si quedan stocks, debido al spread de precios entre vieja y nueva cosecha, es recomendable venderlos y en todo caso para parte de los mismos se puede tomar cobertura al alza con compra de calls julio o noviembre sobre Chicago. Para nueva cosecha, especialmente si hay poco vendido y se necesitara afectivo en mayo, durante jornadas alcistas iríamos realizado ventas. Parte de las mismas las combinaríamos con los calls CBOT previamente mencionados.

Maíz: Si se pueden ir concretando negocios con consumos cercanos a las zonas de producción, se está económicamente cerca de Bahía Blanca o se podrá hacer alguna entrega temprana, intensificaríamos las ventas. Caso contrario, el apuro sería algo menor, aunque si hay poco comercializado y se necesitara efectivo en cosecha iríamos cerrando negocios. Parte de esas operaciones se pueden cubrir al alza vía la compra de calls julio Chicago o spread calls sobre diciembre. 

Trigo: Sería el producto número uno en un hipotético ranking de ventas. Si resurge el interés de la demanda reduciríamos stocks, especialmente si no se tiene mercadería de calidad.

Girasol: Sería el último producto a vender en un hipotético ranking de ventas. El clima, (y los pronósticos), plantean un escenario complicado para el desarrollo de las labores de cosecha. Además, aún sin problemas, la producción sería la menor desde el ciclo 81/82.

Imágenes:


Volver al listado de Publicaciones...