Revista CREA – La cobertura posible –

La cobertura posible
 
Herramientas para capturar oportunidades en el mercado de Chicago 

   Los mercados de futuros locales están en problemas y la dirigencia del agro –entre muchos otros aspectos– está trabajando para intentar que en algún momento regresen a la normalidad. Sin embargo, en el mientras tanto, una completamente inesperada inundación se presentó en las zonas agrícolas más productivas de EE.UU. y esto hizo volar los precios el mes pasado.
   No fueron pocos los empresarios agrícolas que se quedaron mirando la espectacular  suba con una mezcla de impotencia y angustia. Sin embargo, más allá del particular momento que atraviesa el país, existen posibilidades relativamente accesibles para capturar alzas (o aprovechar bajas) en los mercados internacionales de granos. 
   “La complejidad para operar en el mercado de Chicago (CBOT) se ha ido reduciendo cada vez más para todos”, apunta el Lic. Sebastián Olivero, Director de AGRO-T.E.C.E.I  Consultores. 
   “Muchos corredores locales ofrecen ahora el servicio sin la necesidad de tener que abrir una cuenta en EE.UU.”, añade. Es decir: existe la posibilidad de operar en el CBOT por intermedio de una corredora local (que es quién tiene abierta la cuenta en dicho mercado). La metodología es la misma que la empleada para el caso de los mercados de futuros locales: se le pasa una orden al corredor y éste la cumple si encuentra en el mercado la posibilidad de concretar el negocio requerido. El costo del servicio varía entre una empresa y otra, pero por lo general puede ubicarse entre 30 y 40 dólares por operación (de entrada o salida). 
 
 
Conceptos
 
   Las cotizaciones en el CBOT no son en toneladas métricas sino en bushels. Cada contrato de soja, maíz o trigo representa 5000 bushels; este volumen es equivalente a unas 127 toneladas en el caso de maíz, mientras que en soja y trigo representa alrededor de 136 toneladas.  
  La recomendación general para los productores en un mercado como el CBOT es tomar posición por medio de opciones, dado que la compra de contratos futuros implica asumir mayores riesgos y costos financieros (por los margenes de garantía requieridos). 
   Otro aspecto importante por tener en cuenta es que es conviente tomar posiciones en aquellos contratos más líquidos (con mayor número de negocios en curso) y que presenten un plazo lo suficientemente extenso como para poder aprovechar la volatilidad que pueda tener el mismo. Por ejemplo, en estos días la posición con mayor liquidez (mayor número de contratos abiertos) en soja es noviembre 2008.
   Recordemos: una opción de venta (Put) permite fijar un precio piso de venta, mientras que una opción de compra (Call) permite fijar un valor máximo de compra. En otras palabras: si consideramos que el mercado se va para arriba, lo más conveniente es comprarse un Call; si prevemos un escenario inverso, entonces lo mejor es un Put. 
 
 
Determinantes del valor de compra/venta de las primas de las opciones 
 
. El tiempo a la expiración de las mismas. Si estoy en Marzo y quiero comprar una opción con vencimiento a diciembre el valor será elevado ya que tendré un “seguro” que estará activo durante un largo periodo de tiempo. Durante ese tiempo pueden ocurrir una gran cantidad de cosas inesperadas que afecten los precios. 
. La volatilidad. A mayor volatilidad (fluctuación en los precios) mayor será el costo. Si el mercado esta presentando movimientos fuertes, solo habrá operadores dispuestos a vender opciones si las mismas están bien pagas. Así mismo, debido a que los movimientos fuertes pueden permitir buenas ganancias, habrá compradores dispuestos a pagar elevadas primas.  
. El precio de ejercicio del Put o Call en relación al activo subyacente (el futuro sobre el cual operan).  Cuanto mas cercano sea el precio de ejercicio de la opción respecto al precio del futuro sobre el cual opera, mayor será el costo de la prima. También será  mayor la correlación entre los movimientos del valor del futuro y el valor de la prima. 
 
Calls: Cuanto mas bajo sea el precio de ejercicio en relación al precio del futuro sobre el que operan mayor será el costo de la prima. Comprar una opción de compra financiera (call) con precio de ejercicio de 450 cuando el futuro subyacente esta en 500 u$s/tn. es carísimo. Más aun si hay alta volatilidad y la opción expira dentro de mucho tiempo.
 
 
 
 
Puts: Cuanto mas elevado el precio de ejercicio en relación al futuro subyacente mayor será el costo de la prima. Comprar una opción de venta financiera (Put) de soja de 550 cuando el futuro esta en 500 u$s/tn. es carísimo. Más aun si hay alta volatilidad y la opción expira dentro de mucho tiempo. 
 
 
 
 
 
Operatoria
 
   Las opciones vencen una semana antes del mes correspondiente a la opción. Es decir: un Call (o un Put) de soja julio vence el 24 de junio. “Si uno compra, por poner un ejemplo sencillo, un Call de soja noviembre con un precio de ejercicio de 450 u$s/tonelada y una prima de 25 u$s/tonelada, y el 24 de octubre, cuando vence el Call, el precio de la soja noviembre es de 500 u$s/tonelada, entonces uno obtiene una ganancia de 25 u$s/tonelada”, explica Olivero (500 - 450 - 25 = 25 u$s/t).
   Sin embargo, no es la única alternativa disponible. “Si se prevé que el mercado tiene resto alcista, y la opcion comprada tiene un precio de ejercicio inferior al del futuro subyacente se la puede ejercer”, comenta Olivero. Esto implica –siguiendo el ejemplo anterior– que el 24 de octubre el inversor queda comprado sobre el futuro Noviembre en un precio de 450 u$s/tonelada y puede quedar abierto a las fluctuaciones de precios que pueda registrar el contrato de soja noviembre durante una semana mas. Durante ese periodo, deberá arbitrarse la posición –por medio de la realización de una operación inversa– para capturar el diferencial. “Esto es muy posible de concretar porque el mercado de Chicago tiene una altísima liquidez”, indica el especialista.
  El ejemplo anterior, pero en un escenario bajista de precios, es aplicable con los Puts. Por ejemplo: se compra un Put de maíz diciembre a 250 u$s/tonelada previendo que en lo sucesivo –antes del vencimiento de la opción, obvio– dicha posición tendrá un valor inferior a 250 u$s/t. 
 
 
Spread call

   La cuestión es que, en un mercado internacional tan volátil y explosivo como el vigente en la actualidad, el precio de las opciones (primas) no es tan accesibe como en otros tiempos: algunas pueden llegar a valer hasta 100 u$s/tonelada. 
   “En estos casos, existe una herramienta para reducir el precio pagado por la prima a costa, eventualmente, de resignar rentabilidad en el escenario esperado”, apunta Olivero. El instrumento en cuestión es el Spread Call o el Spread Put. 
   Veamos un ejemplo. Se compra un Call de soja noviembre con un precio de ejercicio de 500 u$s/tonelada por el cual se abona una prima de 25 u$s/tonelada y se lanza (o vende) un Call a 560 u$s/tonelada por el cual se cobra una prima de 10 u$s/tonelada. Por ende, el costo neto de la operación es de 15 u$s/tonelada. Por lo general, esta operación combinada se realiza cuando se prevé una alta probabilidad de que el valor de mercado no tenga chances de alcanzar el precio de ejercicio del Call vendido. Pero supongamos que aparece un factor alcista no previsto y los valores de la soja no paran de subir hasta alcanzar los 700 u$s/tonelada. En este caso, el inversor participara hasta los 560 u$s/tn. (ya que en ese nivel le vendio un call a otra operador del mercado). Es decir que la ganancia maxima sera 45 u$s/tn. (560 – 500 – 15 del costo neto de primas). Si sólo hubiese comprado el Call habría generado un ingreso de 175 u$s/tonelada (700-500-25 del costo de la prima). 
   “En este caso, se acepta la eventual posibilidad de acotar el beneficio potencial a costa de reducir de manera considerable la inversión inicial”, explica Olivero.  
 
 
 
 El mismo esquema es aplicable a los Puts para jugar a la baja. Por ejemplo: se compra un Put de soja noviembre a 550 u$s/tonelada con una prima de 20 u$s/tonelada y se vende un Put de 500 u$s/tonelada por el cual se cobra una prima de 7 u$s/tonelada. Entonces, el costo neto de la operación es de 13 u$s/tonelada. Si el precio de la soja alcanza los 400 u$s/tonelada, la ganancia de la operación sería de 37 u$s/tonelada (550-500-13 u$s/tn.), mientras que sólo con la compra del Put se habrían generado 130 u$s/tonelada (550-400-20 u$s/tn). 
 
 “Es importante saber que en Chicago uno puede lanzar un Call sin necesidad de aportar margen de garantía siempre y cuando se tenga  previamente comprado un Call; esto es así porque, si el mercado se cae y la soja, por ejemplo, se va a 300 u$s/tonelada, el Put comprado va a permitir compensar la pérdida generada por el Put vendido”, indicó Olivero.  
 
 
 
Fuente: Revista CREA 

Imágenes:


Volver al listado de Publicaciones...