Se confirma el menor interés por cultivar maíz (La Nacion, Supl. Campo 04/07/09)

Una combinación de factores negativos se alineó para que los productores estén muy poco motivados con los preparativos para la siembra de maíz. En primer lugar, las cotizaciones internacionales muestran una tendencia a la debilidad, luego de que las estimaciones oficiales en EE.UU. anunciaran un aumento del área sembrada con el cereal, que podría dar más de 310 millones de toneladas de producción si el clima acompaña, un volumen sustancialmente mayor al esperado por el mercado. "En las primeras etapas del cultivo el clima jugó en contra de la implantación con excesos de lluvias, pero luego los farmers demostraron su capacidad de recuperación y su idoneidad para desarrollar el cultivo, que encuentra muy buenas condiciones de humedad camino a la floración", señala Sebastián Olivero, de la consultora Agro Tecei.

Mientras tanto, el plano interno está dominado por la incertidumbre. Recientemente se publicó en el Boletín Oficial la normativa que estableció el Gobierno para elevar los precios del maíz, pero no tuvo adhesión por parte de los exportadores. "La norma oficial daría permisos de exportación (ROE verdes) para colocar en el exterior mercadería de la campaña 2009/2010 a quienes actualmente paguen el precio lleno establecido por la Secretaría de Agricultura a los vendedores y además depositen anticipadamente el importe de las retenciones", apunta Olivero. "No obstante, la norma deja entrever que los permisos de exportación pueden no ser ejecutables si el saldo exportable de 2010 es escaso por una magra cosecha", completa. "Con esas condiciones, en las que hay que comprar caro, pagar retenciones a tientas y recibir a cambio sólo una promesa de poder exportar, nadie se anota", afirma el consultor.

La escasa humedad para realizar los barbechos tampoco alienta la compra de los insumos para la siembra del maíz, el cultivo más caro de implantar y que supone mayores riesgos para el escaso capital circulante. Tampoco ayuda en las decisiones el valor esperado a cosecha (unos US$ 120), que no para de caer en los últimos días. "Si el Gobierno no realiza un cambio rápido y contundente en su política para el cereal, el maíz seguirá el mismo camino que el trigo, con muy escasa producción final y pérdida de mercados tradicionales de la Argentina", vaticinó un conocido operador del mercado.

 

Imágenes:


Volver al listado de Publicaciones...